jump to navigation

Siete razones para el clamor de los Héroes agosto 27, 2007

Posted by pamchi in HEROES DEL SILENCIO.
trackback

En todo el mundo de habla hispana no ha habido ningún otro grupo que haya generado tanto culto tras de sí. Fueron todo un fenómeno en la música española y cortaron en su máximo apogeo.

Hasta tres estadios de la Romareda se podrían haber llenado en tan sólo unas horas, si en la noche (fatídica para muchos) del 28 de febrero al 1 de marzo se hubieran podido atender todas las peticiones recibidas en los cajeros de Ibercaja para conseguir una entrada de Héroes del Silencio. Increíble. Había gran expectación, pero seguramente nadie, ni tan siquiera ellos mismos o los organizadores, hubieran podido imaginar semejante agitación. El ruido, de nuevo, machacando al silencio. Como en los viejos tiempos. O más.

La pregunta que muchos se hacen ahora, es el típico ¿por qué? ¿Cuáles son las razones de este apetito voraz por los cuatro zaragozanos? ¿A qué obedece el clamor ante las taquillas? Las respuestas no son muchas pero sí convergentes, a poco que se indague en el mentado fenómeno o se pregunte aquí o allá.

1 Nunca se les olvidó. En efecto. Héroes ha sido una anomalía de la memoria musical de este país. Mientras que a muchos de sus colegas, una vez desaparecidos, se les corrió la cortina del olvido, a ellos se les abrió aún más la de la permanencia. De no haber sido por la “era internet” quizá no hubiera sido posible, pero lo fue. El ciberespacio ha sido la chimenea donde se ha mantenido permanentemente encendido el fuego, especialmente a través de tres foros: universohéroes, bunburyclub y bunburydad. En los últimos tiempos, estos tres sitios han sido puntos de convergencia de miles de fans de todo el mundo para debatir sobre decenas de aspectos de la vida del grupo: las reediciones, sus mejores canciones, los discos piratas…, y, cómo no, el retorno, ansiado y soñado hasta límites que parecían imposibles. Cuando este periódico lanzó la bomba del retorno, hace unos meses, el nivel de adrenalina subió hasta tal punto que no pocos fans anunciaron “locuras” como que estaban dispuestos a seguir toda la gira mundial -vaya pasta- o hacer colas si fuera preciso una semana entera. En otro terreno, la edición del doble CD+DVD “El ruido y la furia”, en 2005, alcanzando insólitamente el número 1 de la lista de Promusicae, era un síntoma de esta fiebre y de que el título de una de sus canciones, “Olvidado”, no iba con ellos.

2 Se fueron en pleno cénit. Cortaron justamente cuando estaban en su máximo apogeo, lo inhabitual en este negocio, donde, por regla general, los grupos desaparecen cuando se agotan sus propuestas, pierden clientela o los tiempos y las modas los apean del carro. Así ocurrió, por ejemplo, con todo el pop español de los sesenta, desde Los Brincos a Los Bravos, y no digamos con la “movida” de los ochenta, donde la escabechina fue drástica. En el caso de Héroes ni se habían agotado las ideas ni habían perdido parroquia. Todo lo contrario. El doble “El espíritu del vino” mostraba a un grupo en plena ebullición de recursos para el futuro, recursos que se constriñeron en “Avalancha” pero que en absoluto se agotaron, aunque sí erosionaron el horizonte. Las discrepancias musicales y personales entre Bunbury y Valdivia motivaron el silencio de Héroes durante diez años.

3 Pese a todo había esperanza. Diez años de silencio y declaraciones altisonantes de Bunbury ponían muy difícil el regreso. “No va a haber más Héroes”, declaraba el cantante a este periódico en septiembre del 97. Y en mayo de 2005, en Granada, soltaba un verdadero misil sobre las esperanzas del retorno: “Hay tantas posibilidades de que vuelva Héroes como de que resucite Franco”, dijo. Y pese a todo, las esperanzas siguieron en pie. En cierto modo, los fans siguen distinguiendo entre “bunburismo” y “bunburadas”. Atención, por cierto, no sea que el generalísimo ande por ahí enmascarado.

4 El rock español estaba huérfano. En otro momento, pongamos por caso los finales de los sesenta o los principios de los ochenta, épocas de ebullición musical en España, lo hubieran tenido más crudo para volver, pero la década de ausencia y la anorexia rockera ha facilitado las cosas. Cuando se fueron, el rock español se quedó sin recambios. Tanto los aspirantes de medio pelo a ocupar su trono -ay, esos incomestibles Sôber-, como la carencia de verdaderos grupos de rock y el hongo nuclear de la generación “O. T.” dejaron el terreno llano como una pista de tenis. Sintomático que lo más granado del rock actual sea El Canto del Loco o Fito. El retorno de Héroes, en cierta manera, delata la grave enfermedad que padece el rock nacional actual.

5 Las reediciones atrajeron nuevo público. EMI se cebó removiendo los arcones para sacar siempre lo mismo. El cabreo de los fans más recalcitrantes con la multinacional discográfica y las reediciones ha sido permanente, pero han sido cebos más que nutritivos para captar público, sobre todo el más joven, que no vio nunca al grupo en directo y que gracias a “Rarezas”, “Canciones” o “Antología audiovisual” se enganchó al cuarteto incluso más aguerridamente que otros viejos fans.

6 Es el grupo de culto por antonomasia. En 1989 Héroes editaron un mini elepé “en vivo” como un simple obsequio al pequeño núcleo de fans que ya habían logrado reunir. Fue el inicio de una larga siembra de fetiches de coleccionismo: la famosa botella de vino o la caja promocional de “El espíritu del vino” siguen siendo objeto de deseo, pese a sus altos precios, no digamos el más de medio centenar de discos piratas. No hay otro grupo en España con tanto culto tras de sí.

7 No olvidemos el pasado. Héroes fue en su momento todo un fenómeno de la música española, el grupo que más internacionalidad europea ha alcanzado hasta ahora, por encima de Los Bravos, Miguel Ríos, Mecano o Luz Casal, que también han traspasado fronteras transpirenaicas. En Latinoamérica no han sobrepasado a los Serrat, Julio Iglesias, Sabina o Raphael, pero sabida es la devoción que se les tiene también por allí, incluso en Estados Unidos. En fin, un pasado con mucho peso que también pesa mucho en este aclamado retorno.

Fuente: http://www.elheraldo.es

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: